Medicina privada y pública

Medicina Privada y Pública

Apuntes sobre la medicina privada y pública en zonas urbanas y rurales

Ayer, en estado febril, expuse jocosamente algunas vivencias médicas. Un amigo me comentó que el problema que yo exponía él no lo tenía al disponer de una asistencia médica privada.

Estas formas de atención médica, se iniciaron a principios del siglo XX como Mutuas de Salud, habiendo sido muy eficaces mientras no buscaban lucro. En la segunda mitad del referido siglo han ido desapareciendo para pasar a ser «negocios» que dan un buen servicio, pero cuyo fin es el lucro. Siendo cierto que existe esta posibilidad de recibir mejor atención médica, a precios asequibles para quizás la mitad de la población, el resto y cada vez más por el desempleo, salarios bajos y a precario, se ve obligado a recurrir a la Sanidad Pública, si tiene la suerte de vivir en un país donde la haya.

En España, hemos gozado de una excelente atención sanitaria pública que, de forma lenta, se ha ido degradando siguiendo un camino paralelo del resto de circunstancias.

Medicina privada y pública: Aceptando que las Asistencias Privadas pueden suplir las deficiencias públicas, creo no se tiene en cuenta un factor determinante, que es las grandes diferencias, cada vez mayores entre, de una parte las grandes urbes y su entorno y de otra las ciudades pequeñas y las zonas rurales. Si en una gran ciudad hay médicos que se dedican a la Sanidad Pública, es cierto que hay muchos otros que ejercen privadamente y que suelen tener acuerdos con las Aseguradoras. Lo que ocurre es que con esta mentalidad cada vez más centralizadora se obvia un hecho gravísimo que desarticula el argumento de que las Aseguradoras pueden ser una solución parcial del problema y entro a exponerlo:

Si se vive en Valencia, por poner un ejemplo, será cierto lo dicho a favor de las Aseguradoras, ya que hay médicos de todas las especialidades, pero si se reside en una pequeña localidad la cosa es mucho más compleja. Dependerá de si hay un centro sanitario adecuado con los medios precisos, como sería un hospital y de no ser así, que es lo más frecuente, de si existe un centro de salud pública, que los hay, pero con limitados medios y escaso personal, que reside en el mismo lugar o se desplaza desde otras poblaciones, con unas rotaciones y desconocimiento del expediente de los pacientes, que reduce la calidad del potencial servicio.

Expuesto lo anterior, cabe preguntarse si el que dispone de una Aseguradora y reside en una pequeña población tendrá un buen servicio y la respuesta es un claro NO, ya que dispondrá de los mismos profesionales que trabajan en la sanidad pública, al no haber otros y de todos es conocido, que a pesar de su potencial entrega y buena voluntad, en caso de haberla, cosa que está yendo en retroceso desde hace años y se puede ahora justificar con la excusa del Covid19, hace que el paciente de pequeñas poblaciones, con Aseguradora o no, tenga un servicio de medicina privada y pública de menor calidad y amplitud que uno de zona urbana importante.

Una buena demostración de ello es la existencia en casi todos los hospitales de referencia de las grandes urbes, de hoteles anexos, para albergar a los pacientes de lejanías y a sus acompañantes en los procesos de cuidados sanitarios de estancia media o larga. Peor es cuando las consultas son puntuales, ya que se producen desplazamientos de largo recorrido en una misma jornada, costosos en varios aspectos y que no están al alcance de todos, no ya por el aspecto económico, sino por la edad y posible soledad de los pacientes, con la falta de conocimientos TIC que ahora se requieren cada vez más, de una forma demencial y esclavizadora o peor aún, excluyente.

Para finalizar: Si se vive en una urbe y se tiene una Aseguradora, este servicio puede ser eficaz, pero si se reside en una zona rural y alejada, a pesar de tener Aseguradora, se dispondrá de los mismos profesionales que ejercen en el lugar y puede ocurrir que entren de lleno en la Ley de Incompatibilidades que no permite atención privilegiada a un paciente, por el hecho de ser de «pago» o en este caso de Aseguradora, por parte del mismo médico que atiende en la Sanidad Pública. Creo haber expuesto hechos, que están generando un gran problema social, no sólo sanitario, sino en todos los ámbitos, las diferencias que aumentan en lo que se ha venido en llamar la España Vaciada y cuya mayor expresión es el simpático partido político Teruel Existe.

Las personas residentes en España y su longevidad

Un dato estadístico curioso es que nuestro país ocupa la segunda posición en el mundo con más personas centenarias. olo Japón está por encima de España. Entre los diferentes motivos que pueden explicar este dato tenemos el clima mediterráneo, la dieta y los excelentes servicios de sanidad pública.

Según un estudio realizado por la Fundación Matrix de Investigación y Desarrollo Sostenible, un gran número de personas que alcanzan los 100 años se encuentran en Andalucía. Muchos jubilados de países del Norte de Europa eligen esta comunidad autónoma para su residencia. Uno de los motivos capitales es la calidad de vida y la garantía que ofrece la asistencia sanitaria andaluza.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Roberto Marugán Giro | Artículos
Empresario. Socio Fundador / Director LOGONOVA INTERNACIONAL. Oficial de Infantería de Marina, en la reserva. Miembro del Rotary Club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.