Artrosis y su tratamiento con la quiropráctica

Artrosis y su tratamiento con la quiropráctica

La artrosis es el desgaste del cartílago que se ubica en las articulaciones, tanto de la espalda como de las rodillas. Es muy perjudicial para nuestra salud, ya que causa dolor y dificultad de movimiento en las áreas mencionadas.

Está clasificada como una enfermedad degenerativa, ya que no se puede revertir. Solo puede tratarse, logrando así la detención de su avance.

Artrosis y su tratamiento con la quiropráctica

Síntomas de la artrosis

En la mayoría de los casos podemos observar que el paciente padece de las siguientes molestias:

  • Dolor de espalda.
  • Rigidez de la columna vertebral, en especial, por las mañanas.
  • Limitación en la movilidad de las articulaciones de la columna.
  • Sensación de hormigueo o adormecimiento que puede extenderse a las extremidades.
  • Pérdida de flexibilidad en la espalda.

Factores de riesgo

Las personas que tienen mayor tendencia a sufrir son aquellos que cuentan con edades superiores a los 60 años. También puede presentarse en cualquier sexo. Si se padece de sobrepeso aumentan las opciones de sufrir de artrosis, por su alto índice de masa grasa en el organismo. Además, aquellos pacientes que suelen tener malas posturas pueden poner en riesgo el cartílago logrando un desgaste superior del mismo.

Resultados de la quiropráctica para su tratamiento

A través de diversos estudios se ha comprobado que la quiropráctica puede tomarse como un tratamiento completamente efectivo para la disminución del dolor artrósico lumbar.

Hay estudios donde se comparó el tratamiento Quiropráctico, con el uso de calor húmedo en el área de dolor lumbar. Las conclusiones son evidentes y se reconoce que esta práctica es una terapia efectiva en cuanto al manejo del dolor, mejorando la movilidad y funcionalidad.

Por este tipo de estudios se conoce que este tipo de tratamiento logra corregir las malas posturas que ocasionan el deterioro de las articulaciones. De esta manera se puede lograr que la artrosis no continúe, ejerciendo de nuevo una mejor movilidad y evitando que el problema empeore.

Prevención de la artrosis con la quiropráctica

En cuanto a la prevención, la quiropráctica juega un papel fundamental ya que es necesario detectar los desplazamientos o bloqueos vertebrales. Éstos son los que devolverán la movilidad a las articulaciones. De este modo evitaremos que el proceso de solidificación se cree. Por esta razón los cuidados quiroprácticos regulares, mantienen los pacientes flexibles y erguidos, en otras palabras, más jóvenes.

Beneficios de la quiropráctica en el tratamiento de la artrosis

Los ajustes quiroprácticos logran una mejoría tanto en el dolor, como en la recuperación de la movilidad en las articulaciones. Además esta mejoría supone un alivio general a todo nuestro cuerpo. Se logra de esta manera vivir con una mayor calidad de vida.

Además, los pacientes que sufren de artrosis pueden realizarse tratamientos quiroprácticos con la finalidad de disminuir notablemente el dolor y de la sensación de malestar, a la vez que colabora efectivamente con la disminución de la inflamación.

Después de la realización de esta técnica el paciente contará con una movilidad y flexibilidad superior, originando como resultado que aumente su nivel de actividad y favorezca su estilo de vida.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.