Ciática

Ciática

Ciática es el dolor que suele surgir y desarrollarse a lo largo del nervio ciático, originando un recorrido que va desde la espalda hasta una de las piernas. Hay casos en los que puede aparecer en ambas extremidades.

Su origen habitual se desarrolla en el momento en el que surge una hernia de disco o un espolón en la columna vertebral. Éste tensa el nervio, siendo el tratamiento quiropráctico, uno de los más recomendables para superar esta dolencia.

Este dolor tiene su inicio en la columna vertebral y se difunde por la parte de atrás de la pierna y suele surgir  en un solo lado del cuerpo.

Causas de la Ciática

La ciática suele surgir cuando existe presión o deterioro del nervio ciático. Se origina en la región lumbar y desciende por la parte posterior de cada pierna. A su vez que regula los músculos de la parte de atrás de la rodilla y región inferior de la pierna.

Además, le aporta sensibilidad a la parte posterior del muslo, al área inferior de la pierna y a la planta del pie. Este problema se puede generar por la aparición de la hernia de disco o discal, estenosis raquídea, lesión o fractura de la pelvis.

También puede surgir como resultado de la aparición de tumores o del síndrome piriforme. Éste es un dolor que envuelve el estrecho músculo en los glúteos. Los hombres con edades comprendidas entre 30 y 50 años son más proclives a desarrollar ciática.

Síntomas de la Ciática

Los síntomas que genera el dolor ciático pueden cambiar, ya que en algunos casos se siente como un hormigueo sutil, como un dolor sordo o una sensación de ardor, mientras que en otros el dolor es más fuerte que impide el movimiento de la persona.

El dolor suele presentarse con frecuencia en un solo lado, pudiendo surgir un dolor bastante fuerte en una parte de la pierna o la cadera. Así como rigidez en otras partes, como por ejemplo es área posterior de la pantorrilla o en la planta del pie.

La pierna aquejada se puede sentir con debilidad y en ocasiones, puede ser que no pueda levantar el pie cuando se quiera caminar.

¿Cuál es el tratamiento?

Es importante mencionar que la ciática es un síntoma originado por otra afección. Por lo tanto es esencial que su origen se investigue y se trate. Por este motivo a algunas personas no se le recetará ningún tratamiento y se podrán recuperar fácilmente.

Es el tratamiento farmacológico, no quirúrgico, el que genere los mejores resultados y puede ser recetada la toma de analgésicos de venta libre como el ibuprofeno o el  paracetamol. También la aplicación de calor o hielo en el área donde ha surgido el dolor.

Es recomendable ponerse hielo durante las primeras 48 a 72 horas y la colocación de compresas calientes. El reposo en cama es el único tratamiento que no se recomienda para esta problemática.

(Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.