Dolor intercostal

Dolor intercostal

El dolor intercostal suele presentarse en el músculo intercostal, ubicado entre el espacio que se encuentra entre las costillas y colabora con la inspiración y con la espiración. Estos dolores pueden ser causados por la sensación de dolor que se origina en otra zona del cuerpo.

Esta área puede sufrir de un punto gatillo que radica en una banda tensa que se genera por el cambio de un neurotransmisor que origina un espasmo continuo del músculo. A esta dolencia también se le denomina como contractura muscular.

¿Por qué se origina el dolor intercostal?

Es esencial que el quiropráctico investigue cual es el origen del dolor. Es decir, si el dolor se origina por un evento traumático como un golpe, una caída, un atropello de coche, entre otros o si su origen es otro.

Este dolor puede contar con una causa traumática que pueda ser causado por la fractura de una costilla. Suele presentarse por la aparición de un dolor punzante y bastante especifico, el cual genera la sensación de tener una punzada, como si te tuviera un cuchillo en las costillas.

Es tan especifico que se puede marcar con el dedo el lugar exacto del dolor. En este caso se debe asistir al traumatólogo y con la ayuda de una resonancia podrá corroborar si existe una fractura en las costillas.

Si su origen no es traumático, puede ser ocasionado por un movimiento violento realizado de forma espontánea. Por ejemplo un estornudo, que causa una contractura de la musculatura intercostal.

Esta contractura causa dolor con la realización de respiraciones profundas al levantar los brazos o al toser, pero como es muscular se puede corregir de manera eficaz con tratamiento quiropráctico.

Tratamiento

Con la finalidad de seleccionar el mejor tratamiento para el dolor intercostal es necesario precisar el área en que se encuentra la lesión. Es bastante común que el dolor surja en un área distinta a la que tiene el golpe o la contractura de la costilla.

Es habitual que el paciente tenga mucho dolor en un punto reflejo. Esto se debe a que las costillas se encuentran acopladas con la columna vertebral y una contusión puede causar un reflejo nervioso en diversos puntos.

¿A quién acudo si presento dolor intercostal?

Si se cuenta con un dolor en las costillas es recomendable asistir a un quiropráctico para que realice una evaluación que determine si es o no una contractura intercostal.

Para iniciar deberá ubicar el punto de origen. Así se pueden localizar las áreas en donde hay contractura y generar un tratamiento longitudinal a las costillas para eliminar la contractura. Es muy recomendable no realizar movimientos que fuercen esta parea.

El quiropráctico realizará un masaje en la zona que restituirá el movimiento de las costillas, disminuyendo la sensación de dificultad para respirar.

Desde el segundo día en que se siente el golpe en el tórax o cuando se desconoce donde tener dolor en las costillas se puede comenzar con el tratamiento o rehabilitación con ayuda de la quiropráctica, que va a reducir el dolor de forma considerable.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.