El Carisma del Opus Dei

El Carisma del Opus Dei

Hemos tenido una conversación con un fraile capuchino sobre el Carisma del Opus Dei, de la que sacamos los siguientes fragmentos:

Fray Esteban: No, no, yo no soy sacerdote sino un fraile, he acabado mi noviciado recientemente y, si Dios quiere, en octubre haré los votos simples ante nuestro Provincial. El tratamiento formal sería Fray Esteban. Algunos frailes reciben el orden sacerdotal pero esto no cambia el tratamiento, nosotros somos frailes menores de la orden capuchina. Nuestro fundador fue San Francisco de Asís.

Diario Global: ¿Encuentras interés por la vida conventual por parte de jóvenes que buscan una vivencia espiritual?
F.E.: Es cierto que hay crisis de vocaciones, son muy pocos los jóvenes que piden entrar en la vida religiosa. Quizás durante años no hemos sabido comunicar nuestro mensaje a la sociedad, mientras que otras corrientes espirituales han hecho un buen «marketing» con personajes mediáticos que declaran abiertamente su vocación. También los medios han difundido una imagen bastante distorsionada de la realidad cristiana y, al parecer, a veces de forma deliberada. Por último cabe argumentar que la vivencia de la fe cristiana no es cómoda ni fácil, que exige compromiso y sacrificio a diferencia de otros movimientos espirituales que parecen más complacientes con el practicante.
D.G.: En el reciente Motu Proprio el Papa Francisco ha destacado el Carisma del Opus Dei, ¿qué quiere decir el Carisma?
F.E.: Durante el siglo XX surgieron movimientos suscitados por el Espíritu Santo que tenían la misión de renovar el catolicismo en la sociedad europea. Cada uno tenía su propia personalidad, sus rasgos característicos siempre dentro del marco general del catolicismo. Uno de ellos fue la teoría de la liberación de Leonardo Boff. En el caso del Opus Dei es conocido que promueven la santificación por medio del trabajo, un planteamiento que los acerca a las tesis protestantistas.
D.G.: Pero en este Motu Proprio sobre ll Carisma del Opus Dei el Papa ha determinado que el Prelado del Opus no será Obispo.
F.E.: Probablemente esto sea un cierto castigo, un aviso correctivo de que deben limitar su acción a su ámbito propio. El Opus y otros grupos han tenido mucha tendencia a la desobediencia, especialmente desde que cogieron cierta relevancia en la sociedad. Muchas voces han pedido una intervención vaticana desde hace tiempo y parece que todo esto está relacionado con ese tema. Son los abusos de conciencia.
D.G.: ¿Puede esto representar el fin del cisma que podía provocar el Opus Dei? Porque el Prelado del Opus Dei podía ordenar a sus propios sacerdotes, ¿no?
F.E.: Sólo un obispo puede ordenar sacerdotes, un Prelado no puede hacerlo. Los dos anteriores Prelados del Opus Dei: Álvaro del Portillo y Javier Echevarría eran obispos y por lo tanto podían ordenar sus propios sacerdotes. Sí, puede representar el fin de una etapa de desobediencia, al menos interna, y la vuelta a una línea más acorde a la norma. Durante años, el Opus ha defendido pertenecer a la estructura jerárquica de la iglesia, aunque la iglesia ya se había pronunciado hace tiempo oficialmente sobre el tema. La incidencia del Papa Francisco sobre el Carisma vuelve sobre el mismo. Ya el cardenal Ratzinger se enfrentó a ese deseo del Opus de convertirse en una especie de diócesis.
Por decirlo claramente: existe una deriva sectaria y quizás esto es el principio de esta remodelación necesaria del Opus Dei.

D.G.: En el Motu Proprio se contemplan dos acciones muy contundentes: La primera es que el Prelado del Opus Dei no será obispo, la segunda es que el Opus Dei pasará a depender del Dicasterio del Clero, hasta ahora el Opus Dei dependía directamente del Papa, en cierta manera se aprovechaban de su situación de privilegio y del carácter conservador de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI para «jugar a dos barajas» de una parte formaban parte de la jerarquía de la iglesia católica, pero dependiendo directamente del Papa, sin pertenecer a ningún Dicasterio que los pudiera controlar. Y de otra el privilegio de disponer de una Prelatura personal, con rango de obispo, les permitía ordenar a sus propios sacerdotes.

D.G.: No en vano el Opus Dei sirvió al Papa polaco para avanzar inexorablemente en el hundimiento de la URSS, financiando generosamente el movimiento sindical polaco Solidarność cosa que a su vez el Papa Karol Józef Wojtyła agradeció rápidamente con la santificación del fundador del Opus Dei Josemaría Escrivá de Balaguer que a su vez retroalimentó la santificación del propio Papa Wojtyła (recuerden lo de «Santo Subito!» impulsado por el Opus y otros movimientos fundamentalistas católicos).

Conclusiónes: El Opus Dei creció bajo la tutela política de la dictadura de Franco, al amparo de las principales empresas financieras y de los pontificados ultraconservadores. Este crecimiento sin control político ni religioso los llevó a ser una organización endogámica y sectaria. El Papa Francisco ha querido poner orden en el Opus Dei privándolos de la posibilidad de ordenar sus propios sacerdotes y encuadrándolos en el Dicasterio del Clero. Ya veremos si lo consigue.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.