Herencia con testamento. La importancia de tomar consciencia testamentaria

Herencia con testamento: la importancia de tomar consciencia testamentaria

En el momento de tramitar una herencia, diferenciamos entre una herencia con testamento y sin. Según la situación, se deben realizar unos trámites u otros. Si existe testamento, hablamos de sucesión testada. Si no existe testamento, nos referimos a la sucesión intestada.

En el primer caso, se señalarán los herederos y legatarios. Es necesario la identificación de los herederos para que puedan ejercer su derecho de aceptación y adjudicación de la herencia.

En cambio, si no existe testamento, se deben identificar los herederos que, en según la legislación aplicable al caso concreto, serán unos u otros. Este hecho conlleva que se tenga que realizar una declaración de herederos notarial.

Certificados para tramitar una herencia

Para tramitar una herencia hay que solicitar una serie de certificados esenciales para todo el proceso:

  • Un Certificado de defunción
  • Certificado de actos de última voluntad (con el que podremos saber si se ha otorgado testamento)
  • Un Certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento.

En el caso de que no existiese testamento, procederemos a la declaración de herederos abintestato. Es decir, si es familiar directo del fallecido deberá realizar el trámite en una notaría del lugar de residencia o fallecimiento, aportando los documentos anteriores.

El testamento

Hacer testamento es un acto que a mucha gente le cuesta hacer. No obstante, es fundamental tomar consciencia testamentaria. Es decir, pensar en cómo quedarán las cosas cuando ya no estemos y en segundo lugar cómo podemos facilitarles el proceso a nuestros seres queridos.

En una herencia con testamento debemos dejar por escrito quién queremos que herede nuestros bienes. Si no hacemos testamento, la ley decidirá el destino de éstos. Por esta razón, la opción más recomendable es hacer testamento con abogados expertos en sucesiones.

La opción más segura, cómoda y recomendable es la del testamento abierto. Un documento de última voluntad que se realiza ante notario. Su contenido es secreto para todos excepto para el testador y el notario. Hasta el momento de su fallecimiento, nadie puede acceder a su contenido, salvo que el testador lo permita.

Ventajas de la herencia con testamento

Mediante una herencia con testamento, podremos manifestar nuestras últimas voluntades. Además evitaremos muchos conflictos:

  1. Garantiza que se cumpla la voluntad del testador después de su muerte. Su voluntad en el reparto de la herencia deberá ser respetada por sus herederos.
  2. Posibilita designar a un albacea universal. Éste facilitará los procesos por los que deberán pasar los herederos al aceptar una herencia con testamento. Además, es una herramienta que reduce a la mínima expresión, la posibilidad de conflictos entre familiares, siempre que se designe como a albacea a un “extraño”. Es decir, que no sea familiar del causante.
  3. Permite evitar una serie de trámites costosos y complejos que deben realizarse cuando no hay testamento.
  4. El testamento puede ser modificado en cualquier momento, antes de que fallezca el testador.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.