El estrés

El estrés

El estrés es un estado de tensión física y emocional que se genera como resultado de un estímulo o presión que puede ser positiva o negativa. Esto es debido a que activa una fase de defensa que si se presenta en dosis mínimas puede colaborar con el organismo en sus reacciones y adecuación a diferentes sucesos.

Un grado normal de estrés puede ser saludable y positivo ya que colabora con la reactivación de las personas para enfrentar cualquier estímulo que surja en la vida diaria. Aunque si el estrés es excesivo o no se controla de manera adecuada puede causar problemas.

Entre los diversos problemas encontramos algunos como el desgaste mental, irritabilidad, ansiedad y hasta trastornos psicosomáticos, entre los que se encuentran dolores de cabeza, insomnio, tensión muscular, problemas digestivos y cardíacos, mareos, entre otros.

Síntomas

El estrés puede generar múltiples y distintos síntomas, pudiendo ser psicológicos y/o físicos, entre los que se encuentran dolor de cabeza, mala memoria, diarrea, cambios de conducta e irritabilidad, ansiedad y depresión.

Además, puede generar problemas cardiovasculares, en aquellos casos en los que el estrés dura gran cantidad de tiempo. También puede generar insomnio, envejecimiento y cansancio prolongado.

Es importante mencionar que esta problemática se nos presenta a todos. Aunque a cada uno nos afecta de manera distinta, ya que en la actualidad nos encontramos en una sociedad muy acelerada, por lo que un gran número de personas sufre de estrés crónico.

Esta problemática puede alterar nuestro bienestar y la capacidad de vivir una vida de calidad, ya que puede perturbar al organismo general. Además de causar distintos diversos de problemas de salud.

Tipos de estrés

Existen básicamente tres tipos de estrés, los cuales son:

  • Físico: Es generado como resultado de las malas posturas, caídas, golpes, accidentes, exceso en la carga de peso, lo que puede generar lesiones en diversas áreas del cuerpo.
  • Emocional: Las lesiones emocionales, ansiedad por una situación, ya sea por trabajo, familia o pareja, el duelo, entre otros; causan la aparición de emociones negativas, malestar emocional y mental.
  • Químico: La exposición a la contaminación, pesticidas, tabaco, alimentos procesados pueden causar cambios fisiológicos y hormonales

Cada uno de estos estímulos activan el sistema de defensa del cuerpo y causan como resultado una respuesta fisiología de supervivencia.

Ayuda quiropráctica a la disminución del estrés

Es recomendable la realización de tratamiento quiropráctico para conseguir disminuir el estrés. La quiropráctica se orienta a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, favoreciendo la activación del sistema nervioso parasimpático y del sistema de descanso. Además de que favorece su recuperación y sanación.

Con la realización de ajustes quiroprácticos de manera habitual se mejora la facultad de adecuación del cuerpo ante el efecto causado por los elementos externos y enseñar al cuerpo como resistir de forma saludable.

Cada persona genera una respuesta individual. Por lo que dos personas con la misma dosis de estrés no tendrán las mismas reacciones. Es esencial que se gestione de la mejor forma para acrecentar la capacidad de adecuación del cuerpo al estrés.

(Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.