Cifoescoliosis

La cifoescoliosis

La cifoescoliosis es una anormalidad que suele surgir en la columna vertebral y que cuenta con características concretas que se basan en el estado de una curva de la columna vertebral desmedida hacia adelante. es decir, una mala postura curvada.

Cuando existe una cifosis combinada con escoliosis se conoce como cifoescoliosis congénita o cifoescoliosis adquirida. Esta patología traumatológica cambia el eje y el plano donde se conservan las vértebras de la columna.

La columna vertebral es la estructura ósea más grande del cuerpo ya que contiene 33 o 34 vértebras que se vinculan unas a otras para dar forma al raquis. Por lo que sus alteraciones se visualizan fácilmente al observar a la persona en diferentes planos anatómicos.

Síntomas de la cifoescoliosis

Entre sus síntomas se encuentra la presencia de dolor, en más o menos grado, ya que esto va a depender del margen del problema que perjudica a la columna vertebral. Éste puede ser ocasionado por una postura incorrecta, traumatismo, desviación, desplazamiento o subluxación mal tratada.

Es importante mencionar que este problema de la columna vertebral se puede denotar visualmente, ya que con verificar la postura de la persona desde el plano frontal se podrá observar una desviación lateral en las curvas vertebrales, conocido como escoliosis.

Además si se coloca en el plano sagital se podrá ver un aumento de la región dorsal. Algo que se conoce como cifosis y a su vez se observan desniveles en la espina ilíaca de la pelvis y en la posición de los hombros.

Como resultado de los acortamientos musculares y las limitaciones de movilización del tejido y la fascia se puede ocasionar dolor y dificultad para la realización de labores de la vida diaria, actividades laborales y recreativas.

Causas de la cifoescoliosis

Las causas de esta patología son múltiples, pudiendo ser de origen mecánico, así como de raquitismo, tuberculosis, fracturas o afecciones musculoesqueléticas en general. Además, puede estar relacionado con otros trastornos, traumatismos y subluxaciones.

Tratamiento

El tratamiento médico para reducir la curvatura y de la desviación del raquis dependerá de lo grave que se encuentre la patología y de las particularidades de la persona. Por lo que según algunos médicos se puede tratar con cirugía o por medio del empleo de órtesis.

También son muy recomendables los ajustes quiroprácticos y los tratamientos de rehabilitación dirigidos a la realización de ejercicios que aumenten la fuerza de los aquellos tejidos musculares débiles y de estiramientos para aquellos que se encuentren aminorados.

Uno de los mejores tratamientos, es la realización ejercicios de reeducación postural, terapia respiratoria y cambios en la forma como se ejecutan ciertas actividades diarias.

El deterioro puede generar la cifoescoliosis

La cifoescoliosis puede generar gran cantidad de alteraciones, como resultado del  aumenta de la curvatura del raquis y la desviación fuera de su eje por la manifestación de la escoliosis, causando una reducción en el espacio donde se ubican los pulmones y déficit respiratorios.

Si no se trata con el pasar los pacientes verán limitada la realización de actividades o deportes como resultado de la inestabilidad de los huesos vertebrales.

(Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.