La escoliosis

La escoliosis y su tratamiento con quiropráctica

Escoliosis es la curvatura anormal originada en la columna vertebral de algunas personas que no tienen recta la línea de la vértebras. En la mayoría de los casos las vértebras tienen forma de S o de C.

Este problema puede ser corregido con la ayuda de cuidados quiroprácticos. Puede ser descubierta a cualquier edad, pudiendo surgir de manera habitual entre los 8 y los 18 años, sobre todo en pacientes de sexo femenino.

En un gran porcentaje de los casos no se sabe cuáles son las causas que lo generan. Estos casos se conocen como escoliosis idiopáticas, pero en general los pacientes que presentan esta problemática tienden a sufrir de dolores físicos y emocionales.

Síntomas de la escoliosis

Entre los síntomas iníciales que suelen surgir, se encuentran los dolores en la espalda y en las piernas. También la dificultad para conservarse en una postura correcta y los conocidos de forma popular como “dolores de crecimiento”. Además podemos enumerar las siguientes alteraciones:

  • Caderas a desnivel, ya que suele verse una más alta y prominente.
  • Un omoplato más alto que sobresale más.
  • Gibosidad torácica, también conocida joroba, la cual es generada por la caja torácica posterior que sobresale más en un lado que en el otro.
  • Desviación visible de la columna, ya sea lumbar o torácica.
  • En algunas ocasiones se puede notar una curva lumbar exagerada o lordosis.
  • Triángulos asimétricos entre tronco/pelvis y brazos colgantes.

Tipos de escoliosis

La clasificación de la escoliosis se otorga según el nivel de desviación de la columna y la edad en la que surge, ya sea infantil o adolescente, siendo esta última la más habitual.

Existen personas que presentan este problema y no han sufrido de dolor de espalda a un grado superior que el resto de la población. Esta patología suele desarrollarse durante el crecimiento de los huesos, sobre todo en los estirones del crecimiento.

Es posible que al alcanzar los 18 años se detenga el aumento de la desviación y si no lo hace se realizará a un ritmo más suave.

Tratamiento

Existen tratamientos tradicionales en los que se recomienda el uso de aparatos de soporte, fijación de varas o barras en la columna con la realización de una cirugía o el uso de corsés ortopédicos correctivos.

Estos últimos colaboran con el detenimiento del desarrollo de las curvaturas en vez que corregirlas. No hay estudios científicos que indiquen que los corsés disminuyan algún grado de desviación.

En ocasiones se puede el especialista puede recomendar tratamiento quiropráctico para la escoliosis,. Está demostrado que esta técnica es más efectiva para la corrección de la curvatura de la espalda.

El quiropráctico puede recomendar la realización de 2 o 3 sesiones cortas a la semana para comenzar, las cuales pueden tener una duración de unos 10 a 20 minutos cada una. Este tratamiento puede realizarse una vez a la semana, cuando empezamos a notar resultados positivos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Autor: Redaccion | Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.