Reciclaje, la gran tomadura de pelo

Reciclaje, la gran tomadura de pelo

¿Sirve para algo el reciclaje o es una tomadura de pelo? Vamos a analizar algunos aspectos de esta polémica cuestión y a aportar datos concretos.

Todos recordamos que cuando Sadam Husein abandonó Kuwait en 1991 derrotado en la primera guerra de USA contra Irak en la llamada operación Tormenta del Desierto.

Una de las imágenes más impactantes que nos brindó la propaganda de guerra fue la de los pozos de petróleo ardiendo que habían sido incendiados por los iraquíes en su retirada. La sensibilidad de los occidentales hacia el medio ambiente todavía no era la de ahora.

Sin embargo aquellas columnas de humo negro y la imagen de un ave marina chapoteando el el petróleo derramado hicieron más mella en la opinión de los europeos que cualquier razón que hubiera tenido Sadam Husein para invadir Kuwait o cualquier razón que tuviera George Bush padre para recuperar los pozos de petróleo kuwaitíes.

La tomadura de pelo del reciclaje consiste en que ahora, son los mismos kuwaitíes han acumulado el mayor vertedero de neumáticos del mundo (millones de neumáticos en varios sitios). Y esto es lo que sucede cuando se produce un incendio:

Gigantescas columnas de humo tóxico salen del cementerio de neumáticos más grande del mundo. Se pueden ver desde el espacio enormes agujeros excavados en tierra arenosa en el área de Sulaibiya en Kuwait que hacen de contenedores para millones de neumáticos.

¿Qué pasa con el reciclaje?

En general todo el tema del reciclaje y de la protección del medio ambiente es una tomadura de pelo cuyo objetivo es hacer que la población se sienta bien separando el plástico del cartón en dos containers diferentes

Cuando los contenedores de materia orgánica que tengo cerca de mi casa están llenos, los vecinos avisan a la empresa encargada de los residuos en el municipio, llegan los operarios y vuelcan los contenedores de materia orgánica junto con los «restos» que no se pueden reciclar, y Ecoembes quiere que todos los españoles paguen sus nuevos sistemas de reciclaje.

Todo el mundo parecía concienciado por limitar las emisiones de gases de efecto invernadero para frenar la emergencia climática, hasta que Rusia invade Ucrania. A partir de la invasión nos olvidamos todos de los gases de efecto invernadero y reabrimos la minas de carbón para hacer electricidad, ¡como si ahora ya no contaminaran! Otro caso de burla es la prohibición de aterrizar en los aeropuertos israelíes a los aviones cuatrimotores, porque contaminan más que los bimotores. ¡Pero es que resulta que no existen aviones cuatrimotores! ¡Es como si hubieran prohibido aterrizar en los aeropuertos israelíes a trenes de vapor o buques de las navieras!

Mientras tanto la inflación cabalga o lo que es lo mismo cada día somos todos más pobres. ¿Todos? no, los accionistas y ejecutivos de las empresas energéticas, como Iberdrola y REPSOL, y los bancos que tienen participaciones en estas empresas como CaixaBank y BBVA están obteniendo beneficios extraordinarios (como caídos del cielo).

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Autor: Josep Mª Reichardt | Artículos - Linkedin de Josep Mª Reichardt - Twitter
Josep Mª Reichardt es economista y MBA por ESADE, asesor financiero y consultor del sector turístico. Ha sido Director Financiero en GrupCaixa, gestionando de carteras de seis Fondos de Inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.